miércoles, febrero 22

Cansancio

- ¿Siempre escuchas música tan depresiva?
- No siempre... y no te atrevas a meterte con ellos. 
- Es que cada vez que suenan ellos tienes la misma mirada perdida, te vemos irte cada vez más lejos en el tiempo y a veces creemos que no vas a volver. 
- Excepto cuando algún capullo viene a mi habitación a preguntarme si siempre escucho esa música tan depresiva.
- Ahora qué.
- Ahora nada. Será que hay luna llena, yo qué sé. 
- Te suena el móvil.
- Creo que lo acabaré tirando. No entiendo por qué llama, con verte una hora vale la pena, dime algo cuando puedas, ¿por qué alguien pierde su tiempo así? No hay necesidad de arrastrarse. Y creo que eso de que no quiero nada serio no le ha acabado de quedar claro. Dar por supuesto que porque nos hayamos visto un fin de semana significa repetir al próximo... 
- Sigue sonando.
- ¿Ves? Ahora ya no suena. Estampado contra el suelo hasta hace bonito. Y ahora te pediría que te fueras, cerraras la puerta y me dejaras en mi soledad.
- ¿La mejor de las compañías, no?
- Pues sí.
- Empapándote de pasado, nostalgia y música tristemente hermosa.
- Tristemente hermosa. 
- Ironía, my dear. ¿Te gusta, verdad? Lo tienes todo para estar bien y sin embargo, tú quieres estar mal. Porque sí. Entonces le das al play, te arrinconas en tu cama y te dispones a la peor de las flagelaciones: lo que ya no se puede cambiar. Pobrecita. Y te pierdes en la niebla, entre la niebla... la tarde se escapa y tú no estás... y quizás... tan solo una lágrima por ese amor. No te duele ya, pero quisieras que siguiera doliéndote. Buscas un castigo por un pecado no cometido, no sé qué penas te quedan ya por expiar. Amas la tristeza, ese es tu puto problema. Disfrutas con esto.
- Ni que hubiera afirmado lo contrario. Ese será mi problema, pero no entiendo cuál es el tuyo. A veces me canso de sonreír, solo eso. Y si me apetece estar al fin siempre ligando con la soledad, pues eso que haré. Me cansa ser feliz, llamémoslo así. Pero esto es solo un momento, luego volveré a ser la de siempre, signifique eso lo que signifique. Pero ahora, no me jodas este momento y vete.