lunes, febrero 27, 2012

La verdad como anécdota

¿Carpe diem? Una de las formas más efectivas de emborracharse de presente, ese que tanto claman que hay que vivir, es sentir el tictac del reloj correr. De forma literal. Parar, dejar de hacer nada y escuchar. 15.24h, 00, 01, 05, 10, 11, 13, 14, ... 15.25h. Un minuto de la vida se ha ido. Toda hora de más es una hora de menos, otra persona dixit.
¿Son segundos muertos? ¡Pero son segundos de PRESENTE! Mira como se suceden los minutos en un tiempo atemporal, ¿pues acaso no nos situamos fuera del tiempo cuando empezamos a vivir solo por contarlo?
Si realmente fueramos capaces de comprender que, efectivamente, estas horas ya no volverán... que el tiempo pasa, se va, se nos va. 
Quizá... sea bueno que sea así. La comprensión total de que el tiempo solo nos lleva a la muerte nos llevaría a la locura. Es bueno no conocer cuánto tiempo nos queda, nos permite no acelerar la cuenta atrás de un ataque al corazón. Nervios, estrés, no he hecho esto, no he hecho lo otro, ¡se me acaba el tiempo y no he vivido!
Sí, es mejor no contar con el tiempo.

De todas formas, siempre lo dejaremos todo para el último día.

*

Miro el móvil. Borradores. Pensamientos que antes de caer en el mar del... muy manida la frase, ya se sabe cómo acaba; decía, pues, que antes de que eso sucediera, los dejo impresos en la pantalla más cercana.

Me encuentro con que "la verdad ahora es tan solo una anécdota". Y qué a gusto me habré quedado al escribir tan grandilocuente frase. Intento recordar el contexto de los pensamientos que me llevaron a escribirla. Ejercicios de reconstrucción de pasado. Tan solo un pasatiempo (ja, nunca mejor dicho) más. Nunca lo recordado es lo sucedido. Pero me gustan estos juegos de rememorar lo que nunca existió. Mitos, leyendas. Anécdotas, la verdad, en efecto, tan solo es la primera palabra. Todo lo demás son historias inventadas. El pasado es solo un cuento, el presente son segundos contados, el futuro nos engaña diciéndonos que nunca llegará. Otro cuento. Tic, nacemos, tac, vivimos, tic, o al menos lo intentamos, tac, nunca nos sale del todo bien, tic, al menos sobrevivir, tac, nos arrepentimos, tic, morimos. Tac.

2 comentarios:

  1. MicroGGMrelato:

    "Tic, nacemos, tac, vivimos, tic, o al menos lo intentamos, tac, nunca nos sale del todo bien, tic, al menos sobrevivir, tac, nos arrepentimos, tic, morimos. Tac".

    Me gustó.

    Y también leer a Jodorowsky algo así como:

    ¿Qué hacer antes de morir?
    Seguir haciendo lo que haces todos los días, pero con gran ternura.

    Procuro...

    ResponderEliminar
  2. La verdad que agobia bastante preocuparse de cada segundo...si yo me preocupara por la de segundos, minutos y horas que pierdo cada día creo que mañana me tendrían que enterrar de un disgusto...

    Me gustaría manejar mejor mis horas, organizar mi tiempo de otra manera pero al final me paso la vida divagando sobre cosas que ni siquiera existen...

    Creo que tengo que encontrar el equilibrio, o sacar todo lo que tengo en la cabeza y escribir un libro, cien o mil. Quizás sea la única forma de sentir que sigo vivo o de hacer "real" el tiempo que se me escapa cada día.

    Un abrazo.

    Oski.

    ResponderEliminar