viernes, junio 15

Quizá si escucharas.

La noche trae consigo todos los secretos del Universo descubiertos. Los muestra, nos los regala confiada. A cambio nos pide oscuridad total, por donde el pensamiento pueda escribirse libre en el agua de tinta negra.

La llegada del día no perdona los misterios que su enemiga nos desvela. Viene y con ella se disipan todas las disquisiciones que apenas unas horas antes dotaban de sentido a la vida. Viene y, rencorosa, tacha de absurdas incoherencias, estúpidos, irracionales pensamientos los nocturnos.

Nada queda al amanecer.

La Verdad, quizá, tan solo la tengan los niños, los borrachos y la Noche. 
Pero el Día nunca permitirá creerlos.