domingo, enero 27

Adiós.

Leo lo último que iba a publicar hace un par de días.
Hablaba ahí de tantas cosas que ahora mismo no valen nada. 'Luchar', 'locura', 'amor', 'todo'.
Cuánta estupidez.
Sí, Whitman, decías en tu oración que igual era el ánimo de los que ganaban y los que perdían.
Pero no las fuerzas que quedan para seguir luchando nuevas batallas.
Pero no la fe.
Pero no la esperanza.
Hay que intentarlo todo, aunque se nos vaya la vida en el intento, tienden a pensar los idealistas.
Ya, pero... hay que recordar que uno puede realmente perder la vida.
En fin.
Hace tiempo que no escribo algo que realmente considere de algún valor. Las palabras ya no me sirven, ni las leídas ni las escritas. Ya no puedo hacer nada con ellas.
Ha sido un placer escribir y leer en este medio. Ha sido un placer escribir, en general.
Quizá algún día vuelva a hacerlo.
Por ahora, me despido. Ya no tengo nada que ofrecer.
Que les vaya bonito y tengan mucha suerte.