miércoles, julio 10

Verano

El sol invita. 

Se reúnen bajo la misma plaza los estudiantes, los turistas. Los mendigos, los borrachos. Hombres de negocios con su sandwich de las 12. Prostitutas descansando. Carteristas en su apogeo. Policías riendo. Viejos dando las gracias por alcanzar un verano más. Minifaldas, escotes, pantalones de los que sólo vemos el cinturón. Niños jugando, corriendo, peleando, riendo. Niños. Gays y lesbianas celebrando su bandera. Heteros explorando nuevos mundos. Heteros estrictos, familias de toda la vida. Heteros que no son heteros, más familias de toda la vida. Chinos haciendo fotos. Pieles morenas, pieles lechosas, pieles rojas. Amarillos, blancos, negros, rojos y violeta. Los cabellos. Y las almas. 

Todos tendidos en el césped. Todos celebrando el buen día. Todos mezclándose, todos amándose, odiándose, quejándose del calor, agradeciendo el calor. 

Mañana quizá llueva. Mañana quizá el tiempo sea bondadoso una vez más. Y todos vuelvan a reunirse bajo la misma plaza. Nuevas caras, gentes distintas y sin embargo, siempre los mismos.