viernes, octubre 11

Tres y los tres son tú

Que la historia es de cuentos y no de cuentas.

Encontrarse en medio de dos extremos: alguien que te recuerda a tu yo del pasado; alguien que te enseña quien podrías ser en un futuro. Personalidades totalmente extremas. Pero tú al fin y al cabo.

Alguien quien daría la vida por el otro; el otro que da la vida por sí mismo y nada más que por sí mismo.

¿Y tú? ¿Quién quieres ser? Hasta qué punto puedes vivir eligiendo todo, de extremo a extremo.

El tiempo es sabio y todavía no ha llegado el tiempo de elegir.

El tiempo, que eres tú al fin y al cabo, el tiempo que es tu tiempo. Tu tan única vida.

Puedo predecir tu futuro. Yo quisiera que te equivocaras. - ¿Quisiera, realmente, o me gusta lo que me predices? -  Mas todavía creo en la virtud. También creo en la virtud del vicio. En ambos se ha de huir de la mediocridad. Siempre, siempre, huir de la puta mediocridad. La mediocridad, la gran enfermedad del mundo. El suicidio en vida.

El presente está tan lleno en este momento. 

No sé si el hecho de que te parezcas tanto a mí hace que seas una de las personas más cuerdas que conozco o de las más dementes. No sé hasta qué punto este amor desmesurado a uno mismo no lo convierte a uno en puro psicópata.

¿Podrías volver a la inocencia perdida hace tanto tiempo atrás? ¿Es que llegó él a destiempo? ¿Pero entonces para qué habría llegado? 

'Estoy seguro que en este vasto mundo hay más personas como nosotros y alguien, en algún lugar, te hará caer.'

Quizá llegó tan solo para recordarte en lo que una vez creíste y quedó destrozado en el más intenso, bello y cruel de los amores. ¿O fue eso sólo psicopatía? Dos locos que se encontraron en un puerto para follar y acabaron destruyéndose de tanto amarse. Esa noche, esa tarde de reencuentro y en la fecha del futuro ya fijada en el calendario. Tantos años mediante. Enséñame todo, y joder si me enseñaste. Aún te quedará algo por enseñarme, o el camino ya es mío. ¿Pero aún me recuerdas?

El tiempo pasa deprisa. 

Es curioso el viajar tanto, tan lejos, para encontrar personas tan iguales - iguales, iguales, sorprendentemente, terroríficamente, maravillosamente iguales - a ti.